Cómo pedir un presupuesto de traducción para ahorrar tiempo y dinero

Cómo pedir un presupuesto de traducción para ahorrar tiempo y dinero

27 enero, 2018 consejos para contratar una traducción 0

Cómo pedir un presupuesto de traducción

Si estás pensando en pedir un presupuesto de traducción, ¡te felicito! Has hecho una buena elección y has decidido contratar a un profesional para traducir tus textos a otro idioma. No te has dejado seducir por el Traductor de Google ni has caído en la trampa de pedir que te eche una mano ese primo tuyo que habla idiomas. Pues, empecemos.

Factores a tener en cuenta

Para pedir un presupuesto de traducción y ahorrar dinero y tiempo (al fin y al cabo, también es dinero) necesitas tener en cuenta varias cosas.

Antes que nada, determina el tipo de traducción que necesitas. Puede ser jurada, simple, para publicación o para la mera familiarización con los contenidos del texto, que, por tanto, permite un cierto grado de aproximación. El tipo de traducción influye mucho en su coste, ya que, por ejemplo, la traducción jurada suele ser mucho más cara debido a que conlleva un mayor grado de responsabilidad para el traductor y le exige haber superado las pruebas oficiales del Ministerio del Exterior.

Luego, ten claro el plazo en el que quieres recibir la traducción. Harás bien planificando la traducción con cierto adelanto porque es un proceso que requiere tiempo. Hacer la traducción con prisas puede resultarte más caro, ya que algunos traductores aplican tarifas más altas a encargos urgentes, los que suponen trabajar durante el fin de semana o fuera del horario laboral habitual. Este recargo puede incrementar el coste en hasta 30%.

Después, identifica el ámbito al que pertenece tu texto. Puede que necesites encontrar un traductor especializado en un cierto campo, además, las tarifas del mismo profesional suelen variar según la temática de la traducción. Traducir textos técnicos, médicos o jurídicos, por ejemplo, seguramente te resultará más costoso que un documento de carácter más generalista.

Otro factor importante que hay que tener presente es el formato en el que entregas en texto a traducir. Este influirá muchísimo en la productividad del traductor y para ti. No es lo mismo traducir un cómodo documento Word o una tabla de Excel que un PDF de baja calidad o un documento en papel. Un formato complicado puede dificultar el uso de herramientas de traducción, requerir el uso de programas adicionales y obligar al traductor a dedicarle más horas a tu documento, lo que aumentará el precio de servicio y alargará el plazo de entrega. Así que, si tu objetivo es ahorrar tiempo y dinero, te aconsejo que si dispones del documento en diferentes formatos, siempre envíes al traductor el más sencillo o le preguntes cuál prefiere.

Mi consejo: si dispones del documento en diferentes formatos, siempre envía al traductor el más sencillo o pregúntale cuál prefiere.

Otro requisito crucial para acelerar el proceso en general y obtener el presupuesto más exacto posible es que proporciones la información sobre el proyecto cuanto más completa mejor. Lo ideal es adjuntar una parte del texto o, si puede ser, incluso el documento entero para que el traductor lo valore. Saber cómo se va a utilizar el texto también ayuda hacerse una idea del trabajo que supondrá su traducción.

Por añadidura, si ya has traducido algunos textos relacionados anteriormente y dispones de una memoria de traducción o tienes un glosario elaborado, házselo saber al traductor o incluso envíale las traducciones anteriores sobre el tema para que le sirvan como referencia. Esta es otra de las cosas que te ayudará a obtener tu traducción más rápidamente y servirá para asegurar un uso coherente de la terminología en todos tus documentos.

Una vez cerrado el presupuesto

Para terminar, te quiero dar algunos consejos para cuando ya tengas el presupuesto de traducción y todo esté listo para empezar a traducir. Te ayudarán a evitar los errores más habituales que entorpecen el proceso.

Primero, procura dar instrucciones claras y completas al inicio del proyecto. A lo mejor, quieres que se usen unos términos concretos para traducir ciertas palabras o prefieres tratar al lector de “tú” o, al contrario, de “usted”; puede que sea importante mantener un tono serio o, tal vez, informal; es posible, que sea imprescindible mantener el número de caracteres en cada subtítulo o el número de palabras en cada frase dentro de unos límites. Si tu proyecto tiene algunas características específicas, cuanto antes lo hagas saber al traductor, mejor. Tener todos estos requisitos en mente le puede ahorrar mucho trabajo posterior de revisión y a ti, tiempo y dinero.

Mi segundo consejo parece muy obvio, pero en la práctica muchos clientes lo pasan por alto: cerciórate de que el documento que mandas a traducir está terminado y revisado. Cada modificación que introduzcas en el documento ya traducido tendrá que ser reflejada en la traducción. Si es una frase o alguna palabra, probablemente el traductor te haga el favor y la traduzca sin pedirte nada a cambio, pero si se trata de la tercera tanda de modificaciones que requieren la revisión de todo el texto, es normal que se añada un extra al presupuesto inicial.

Mi segundo consejo: cerciórate de que el documento que mandas a traducir está terminado y revisado.

Por último, no olvides incluir en tu cálculo de tiempo la revisión. Especialmente si traduces los contenidos de una página web, una aplicación informática o textos para su posterior maquetación, es imprescindible prever tiempo para la integración de la traducción en el sitio web o para la preparación del documento final, así como para la revisión de la traducción una vez integrada o maquetada. En este paso es cuando habitualmente se detectan los errores producidos a la hora de copiar el texto o las imprecisiones de la traducción que se deben a que el traductor tuvo que traducir palabras sueltas desconociendo en qué contexto aparecerían. Una vez integrado el texto, estos fallos se hacen manifiestos y se pueden corregir fácilmente.

Espero que esta lista te ayude a gestionar tus traducciones de forma más eficiente tanto en términos de tiempo como en el sentido económico. ¡Felices traducciones!

Si necesitas una traducción a ruso y quieres pedir presupuesto, pulsa aquí: https://www.ahoraenruso.com/contacto/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.